10 consejos asesor inmobiliario dellujo

10 consejos para convertirte en el mejor asesor inmobiliario del lujo


por Redacción | 23 febrero, 2024

En Promora llevamos 50 años centrados en la intermediación inmobiliaria de propiedades de lujo. En estos años han pasado por nuestras oficinas los mejores asesores inmobiliarios a los que hemos enseñado cómo desenvolverse en este exigente mundo. Ahora queremos compartir este conocimiento con todos los asesores que están empezando en este complicado mercado pero a la vez apasionante. A continuación nuestro decálogo para convertirse en el mejor asesor inmobiliario de lujo

Cuidarse para rendir al máximo: para cualquier trabajo, para ser tu mejor versión, debes cuidarte. Y no te vamos a decir como debes de comer o cuantas veces has de ir al gimnasio, pero es lógica pura que una persona que tiene energía, que desprende energía, la trasmite a clientes y a compañeros. Irradiar salud y vitalidad es absolutamente fundamental para “conectar” con los clientes. Ah, y no te olvides de sonreír.

Fórmate y domina el oficio: Vender casas poco o nada tiene que ver con qué “te gusten las casas o la decoración”, y mucho más con entender el proceso: ser muy rápido en la recepción y atención de esa primera llamada, escuchar y saber preguntar, controlar los tiempos de la negociación, tener una base sólida en materia fiscal (aunque no hace falta que seas un experto), entender el procedimiento notarial, el funcionamiento del registro y de los bancos. La experiencia en la actividad es vital para convertirte en alguien relevante y respetado.

Organízate y maximiza tu tiempo: Utiliza un CRM para gestionar tus contactos y agilizar tus tareas diarias. La organización te permitirá atender a más clientes de manera eficiente.

Escucha más de lo que hablas: pregunta a tus clientes. Obtener información valiosa sobre las necesidades del cliente te ayudará a ofrecer soluciones personalizadas. Menos charla, más atención. Sigue rigurosamente la regla “escucha 3/4, habla 1/4”. Por mucho que lo parezca, a los clientes no les importa tu vida, no se la cuentes. Si te preguntan temas personales, responde conciso y breve, pero regresa inmediatamente a tu “interrogatorio” profesional para obtener la máxima información útil: cuanta familia son, si les gusta recibir gente en casa, si tienes hijos en edad escolar y a que colegio van a ir. Cualquier detalle sobre su estilo de vida puede ser relevante para conseguir llegar a su casa ideal.

Se discreto: La confianza se gana siendo discreto. La transparencia es importante, pero no reveles información innecesaria. Puedes ser abierto y jovial, educado y correcto, pero no ofrezcas información de más, no alardees con información innecesaria que les haga dudar de tu discreción. No hables mal de los competidores y, mucho menos, de otros clientes. Ser discreto es vital en los negocios.

Sé veraz, eficaz y diligente: La veracidad en el traslado de la información (registral, catastral…) es absolutamente necesaria para establecer un vínculo basado en la confianza. Apórtala antes de que te la pidan, pero si te piden algo que no tienes, consíguelo y sé rápido en su entrega. Si no sabes algo, dilo, pero preocúpate por resolverlo y trasladárselo al cliente en el menor tiempo posible, causarás una magnífica impresión. La información veraz y la prontitud en su entrega son esenciales para ganarte la confianza del cliente. La diligencia y la eficacia marcarán la diferencia.

La educación es tu carta de presentación: La cortesía y el buen trato son fundamentales. Demuestra profesionalismo y cordialidad en todo momento. Intenta ayudar más que vender y no discutas con tus clientes.

¡Vuela!: La rapidez en la atención a las necesidades de tus clientes causará una magnífica impresión al mismo tiempo que te dará una clara ventaja sobre tu competencia. La agilidad y la prontitud son tus aliados.

Disfruta y aprende: La pasión por tu trabajo te llevará lejos, se positivo. Cada experiencia es una oportunidad de aprendizaje. Disfruta del proceso y conviértete en un experto en constante crecimiento. No obstante, diferénciate y no renuncies a tu personalidad, se diferente y especial.

Persistencia, constancia y honradez: Estos valores son fundamentales en el largo plazo. Genera una cartera de clientes con honestidad y dedicación. La persistencia y la constancia serán tu motor.

Con estos requisitos, estarás un paso más cerca de convertirte en el asesor inmobiliario de lujo que anhelas. ¡Adelante!